Cámara Empresarial de Maldonado

Intergremial Empresarial reaccionó ante declaraciones de Murro

Empresarios reunidos en la Intergremial Empresarial de Maldonado emitieron un comunicado donde se manifiestan molestos con apreciaciones que el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, realizó en una visita el departamento.

El secretario de Estado negó que en Maldonado exista una “crisis laboral” y quienes así lo dicen “mienten”.  Los empresarios lo consideraron un agravio y entienden que el ministro se equivocó el negar una realidad reconocida por la mayoría de los habitantes. Ante esta situación reclaman un ámbito de diálogo y que el Gobierno actúe con firmeza contra el informalismo.

La Intergremial de Maldonado está conformada por la Cámara Empresarial de Maldonado, ADIPE -CIDEM, la Unión de Comerciantes Minoristas de Maldonado, la Red de Carniceros de Maldonado, la Asociación Uruguaya de Seguridad (AUDES), la Corporación Gastronómica de Punta del Este, el Centro de Hoteles y Restaurantes de Maldonado, el Centro Patronal de Taxis de Maldonado, la Sociedad Fomento Rural de Maldonado y la Coordinadora de la Industria de la Construcción del Este (CICE).

El comunicado textual:

La Intergremial de Maldonado se reunió de forma extraordinaria para analizar las apreciaciones que el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, realizó en su reciente visita al departamento. El secretario de Estado acuso públicamente de “mentirosos” a quienes afirman que existe una “crisis laboral” y agregó que “se hagan cargo” quienes piensan así.

Una encuesta de opinión pública realizada en marzo de este año por la consultora Equipos Mori para la administración del ex intendente Oscar de los Santos, indica que el 61% de los habitantes de Maldonado cree que el departamento está estancado o en decadencia. Consultados por las causas de esa apreciación, un 48% respondió que es por la falta de empleo.

Pocos días atrás, un dirigente sindical local advirtió que en el sector de seguridad y limpieza, los trabajadores enviados al seguro de desempleo aumentaron en un 10% y que los niveles de empleo están cayendo. Hace un mes un dirigente del SUNCA afirmó que la situación de desempleo en la construcción es “preocupante” y otro dirigente del mismo sindicato agrego que hay 4.500 trabajadores de la construcción desocupados.

Durante la pasada campaña electoral, a través de notas de prensa y cartelería proselitista, dirigentes de todos los partidos políticos se manifestaron en el mismo sentido.

Causa profunda tristeza las expresiones del ministro de Trabajo y Seguridad Social del Uruguay, las cuales parecen realizadas desde la intolerancia, el desconocimiento y el autoritarismo.

Según el ministro, Maldonado miente.  Mentir significa: “decir o manifestar lo contrario de lo que se sabe, cree o piensa”. Si hay algo que ningún actor representante del departamento de Maldonado ha hecho es mentir, sino desnudar una realidad amparados en el principio de libertad de expresión que existe en el país. Llama la atención que quién debe de resolver los problemas sobre trabajo, tiene una visión despreocupada sobre una realidad angustiante.

Las situaciones donde aparecen ciclos económicos recesivos, se transforman en oportunidades para quienes tienen resto económico. Sin embargo la gran mayoría de los empresarios asociados vive otra realidad y las agremiaciones deben actuar de forma responsable con el sector empresarial y comercial, con los trabajadores y con la comunidad que integran.

Los dirigentes empresariales nucleados en la Intergremial, consideran  que el ministro subestima a la población del departamento y desconoce el sacrificio que los comerciantes enfrentan para paliar la situación, y las diferentes acciones que realizan para organizarse y buscar alternativas que haga viable la actividad. Se está trabajando en documentar e instrumentar medidas concretas que ayuden a posicionar al sector de la mejor manera de cara a la próxima temporada de verano.

Según los datos analizados, la acusación de Murro le cabe a la mayor parte de la población del departamento. Cada uno debe asumir el rol que le corresponde y no transferir la responsabilidad a otros. El primer paso para comenzar a encontrar soluciones es reconocer o aceptar la realidad, lo que no significa debilidad política. Queda claro que perder las formas, la tolerancia y manifestarse de forma autoritaria no ayuda para buscar un dialogo que beneficie a todas las partes.